Bel·la

Me llamo Ignasi, este verano tuve la desgracia de que mi perrita ya viejita falleciera. Pasamos por el enorme disgusto que supone el fallecimiento de alguien de tu familia pero también empecé a pensar en ayudar a la penosa situación en la que muchos se encuentran.

Pensé que lo mejor sería traernos un cachorro ya que tenemos ya cuatro gatos y sería más fácil el entendimiento entre especies.

Recordé que una amiga del facebook había puesto unas fotos de una galguita que tenía en acogida, para mis adentro pensé es como caída del cielo. La verdad es que nunca había pensado en tener un galgo, me parecía una raza muy lejana y era conocedor de lo mal que eran tratados en zonas de la España profunda.

Me puse en contacto con ella y me hablo con sinceridad, la perrita venia de una situación pésima, recogida más muerta que viva, desnutrida y con raquitismo, gracias a los veterinarios que la llevaron y a la chica que la rescato se podía decir que dentro la desgracia estaba ya muy bien,  un poco canija y con algún problema en sus piernas traseras.

La verdad es que cuando la veía en fotos me parecia que todo eso era superable y que yo podría poner mi grano de arena en que saliera adelante con salud y felicidad.

Así que me eche para adelante y empecé los trámites para la adopción. Cuando la fuimos a buscar al veterinario nos pareció perfecta, era un bicho con unas incansables ganas de jugar, la trajimos a casa y era un gremlin, nunca paraba de jugar comer y dormir, jjjjj, nos dedicamos en cuerpo y alma a ella sabiendo los problemas que traía desde la infancia.

En una de las visitas al veterianario vio los problemas de su pasado con huesos muy poco fiables por la edad que tenía, nos pusimos manos a la obra y la medicamos con calcio (que aun toma) y unos reforzantes del cartílago.

Veréis en las fotos y videos como ha cambiado esa perrita, ahora es un proyecto de galgo  con una energía interminable, con unas ganas de vivir infinitas…

Los galgos son perros increíbles, un cachorro de galgo es una historia diferente, no paran, son incansables, la saco a pasear 4 veces al día, la dejo correr como un demonio y parece cansada, pero no es así, siempre quiere más. Es muy lista y aprende rápido y como no ha tenido contacto perceptual con la maldad humana es confiada, es amiga de todos, solo quiere saludar y jugar.

Seguramente quien adopta un galgo maltratado pasa por unas vivencias muy diferentes a la mía, yo en un futuro no muy lejano también tendré un hermano para ella, porque sacar de un infierno un animal es MAGIA, ellos no guardan rencor, y al final olvidan y se centran en el cielo que tus manos le brindan.

No dudéis nunca en adoptar un perro un gato en condiciones pésimas porque veréis cada día al levantaros el cielo en sus ojos agradecidos.

Mi niñita se llama Bel·la, ya es parte de mi vida, no me imagino un día sin ella porque es una dicha verla tan contenta. Siempre agradecida y feliz.

NO LO DUDEIS NI UN INSTANTE ADOPTA!!!! EN TUS MANOS ESTA SU CIELO

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *